Paracas a Pisco de bus

Precios desde S/

ELIGE LA FECHA DEL VIAJE Y COMPRA EL PASAJE

Opcional
NUESTRA PROMESA
  • PAGO SEGURO
    redBus cuenta con medios de pago seguros que garantizan la protección de tu compra.
  • OFERTAS INCREIBLES
    Obtén descuentos increíbles cada vez que compres pasajes de bus en redBus
  • MUCHAS OPCIONES PARA VIAJAR EN BUS
    redBus cuenta con más de 150 Empresas de bus Y más de 800 rutas a nivel Nacional.
PRINCIPALES OPERADORES
  • Perubus
.
+ REGRESO

Paracas a Pisco pasajes de bus

17-Jul-2019
CAMBIAR
Te estamos mostrando salidas de bus para el 17-Jul-2019
Para cambiar el día, haz clic en la fecha que se encuentra arriba
Entendido
x

Horario y tarifas de los autobuses de Paracas a Pisco

Empresa de autobus Primer Bus Ultimo Bus Dias sin viajes  
Perubus 10:25 16:40 0 horas 25 minutos VER PRECIO

Paracas a Pisco en Bus

El viaje de Paracas a Pisco toma una media hora durante la que se recorren los 32 km que separan estas ciudades. La empresa de transporte terrestre que cubre la ruta es PerúBus, que ofrece pasajes al precio de s/ 8 para sus clientes. Diariamente salen buses en dos horarios, 10:25 a.m. y 4:40 p.m. del punto de embarque de la Av. Paracas, dirección a la ciudad de Pisco, al terminal de la Av. Ernesto Díez Canseco. El clima en Pisco es desértico, con una temperatura media anual de 19.3 °C. Tiene raras precipitaciones, pero en septiembre es el momento más lluvioso. Te aconsejamos llevar ropa variada para disfrutar tu estancia en Pisco.

OTROS PUNTOS DE EMBARQUE Y DESEMBARQUE EN

Paracas

  • Av. Paracas

Pisco

  • Pisco Cruce

¿Por qué reservar un autobús de Paracas a Pisco con redBus?

También puede aprovechar las ofertas de redBus de vez en cuando al reservar boletos de autobús en línea desde Paracas a Pisco. Siga el procedimiento simple, rápido y seguro de reserva de autobús. ¡Esto ayuda a crear una experiencia alegre de viaje por carretera!

Sobre Paracas

En el actual territorio que abarca Paracas, durante el periodo preínca, floreció una civilización ancestral, a la que hoy en día se recuerda con el nombre de la Cultura Paracas. Esta se caracterizaba por su arte textil, muy avanzado para la época, por sus rituales funerarios y por las trepanaciones craneanas, las cuales se realizaban con la finalidad de extirpar los malos espíritus. Los Paracas también son conocidos por deformar sus cabezas, al punto de tenerlas alargadas en forma cónica. Los restos arqueológicos de esta cultura fueron hallados por el arqueólogo Julio C. Tello en 1925. En 1820, 6 navíos desembarcaron en su costa, los cuales formaban parte del Ejército Libertador, de la Expedición Libertadora del Perú, comandada por el General José de San Martín. El nombre de Paracas significa lluvia de arena debido a los fuertes vientos que llevan restos de arena, característicos del territorio (estos vientos alcanzan velocidades de 32 km/h).

Sobre Pisco

El territorio de Pisco fue el lugar sobre el que se asentaron las principales culturas prehispánicas, desde el 1000 a.C., por lo que es una de las provincias más ricas y abundantes en restos arqueológicos. Las culturas que más se destacan son Paracas y Nazca, ambos máximos exponentes del arte textil y cerámico prehispánico, respectivamente. Durante la época colonial la ciudad de Pisco se fundó como la “Villa de San Clemente de Mancera”, aunque sus habitantes acostumbraban llamarla como la “Villa de Pisco”. El significado de Pisco, traducido del quechua es “pájaro”. Esta floreciente villa portuaria sufrió los ataques de los piratas más conocidos de la época, además de pasar por terribles catástrofes naturales que obligaron a trasladarla a su actual lugar de emplazamiento, al sur de la desembocadura del río Pisco. Así fue como, en 1689, sería nuevamente fundada -pero esta vez- bajo el nombre de “Villa de Nuestra Señora de la Concordia de Pisco”. Ya en los últimos años de la era colonial, a puertas de la Independencia del Perú, llegó a Pisco el libertador José de San Martín. Su desembarco se dió en la bahía de Paracas, lugar en que se creó la primera bandera del Perú. Por esa y muchas otras razones fue que en 1832 se le otorgó a Pisco el título de “Villa y Puerto de la Independencia”. Pero no fue sino hasta 1898 que la villa obtendría el título de ciudad, convirtiéndose en la capital de la provincia. Hoy en día mantiene su fama y prestigio como ciudad portuaria, agrícola y de una arraigada tradición vitivinícola que trasciende las fronteras.